Verónica Hegar

INSTAGRAM: @tesuko

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Mi nombre es Verónica Hegar y entre otras muchas cosas soy Sommelier de Té. Desde niña he sido una enamorada del mundo de los sentidos y de los aromas, por lo que el té pronto se convirtió en un producto indispensable. Me dedico a acercar la cultura del té identificando y trayendo a nuestras tazas, té de origen a través de tesuko.

 

Un consejo o recomendación:

El té japonés está de moda, como todas las modas, hay cosas buenas y cosas malas. La buena, que está llegando a nuestras mesas té de muy alta calidad y estamos descubriendo su cultura a través de su gastronomía. La mala, que no todo el té matcha es té matcha por ejemplo. Tips para identificar un buen té matcha: pregunta por el origen del matcha, tiene que ser japonés, pero ¿saben indicarte la región?. Fíjate en su color, tiene que ser de un verde brillante y vivo (huye de los matchas con colores amarillentos o parduzcos). Cuando lo prepares tiene que tener notas vegetales, pero no astringentes, tiene que dejar un retrogusto dulce y muy reconfortante (no te tiene que costar bebértelo.) Tips para preparar té verde: · Nunca prepares el té a 100ºc. El té verde se prepara a unos 70ºC u 80ºC. Si no tienes hervidor con termómetro prueba a medir la temperatura con tu mano ¿cómo? Sosteniendo la taza con el agua dentro, si puedes aguartar el calor de la taza 3 segundos es que el agua se encuentra a 80ºC y puedes utilizarla para preparar tu té verde. · Infusiona las hojas de té máximo 1 minuto y medio. Así el té no se volverá astringente y sacarás todo su sabor. · Si es té de origen, puedes hacerte segundas y terceras infusiones de las mismas hojas. Calienta el agua del mismo modo y añade nuevamente agua a las hojas ya infusionadas. Para segundas infusiones el tiempo ideal es de aproximadamente 30 segundos (muy rápido!) en la tercera infusión podrás dejar las hojas 2 minutos. · Puedes preparar té en frio. Añade a un litro de agua fría unos 12 gramos de té verde. Guárdalo en la nevera y, dependiendo del tipo de té, tendrás listo un genial cold brew en 3 horas o en 12 horas. Es una infusión muy refrescante y el modo de extracción hace que tenga menores niveles de cafeína pero los mismos de antioxidantes.